17 de maig de 2011

Zoquete! (amb l'àliga al cor...)

Un águila en el corazón

Las grandes imágenes de estos días de campaña son las de los trabajadores negros que cuelgan carteles de Plataforma x Catalunya. Y me perdonarán que, para referirme a los negros, no escriba subsaharianos, esa imbecilidad que ahora veo por todas partes, ridícula y de una imprecisión total. Porque también es subsahariano un sudafricano blanco como los bóers que últimamente capitaneaba Eugène Terre’Blanche. Por eso escribiremos negro y escribiremos blanco y escribiremos alto y escribiremos patizambo si lo que queremos es entendernos y no hacer el bobo.

Dicho lo cual, volvamos a empezar: las grandes imágenes de estos días de campaña son las de los trabajadores negros que cuelgan carteles de PxC, unos carteles donde se lee “Primero, los de casa”. La incongruencia de PxC es evidente: el partido de Josep Anglada basa su discurso en la lucha contra los inmigrantes, y que ahora los utilice para que le cuelguen carteles es grotesco. Anglada ha presentado dos excusas. Primera excusa: que los negros que aparecen en la foto tendieron “una trampa” a Antoni Sánchez, el candidato de PxC a la alcaldía de Manlleu. Según él, se ofrecieron a Sánchez, para ayudarlo. Y pegaron carteles justo el tiempo para que alguien les hiciera la foto, momento en el que se largaron. Segunda excusa: dice Anglada que, de los pakistaníes que salen en otras fotos, pegando sus carteles, PxC no es responsable. Alega que contrataron los servicios de una empresa y que la empresa les envió esos trabajadores.

En cualquier caso, el PxC hace el ridículo. Lo hace si es verdad que Sánchez se había creído que los negros se le ofrecían para pegar carteles. ¿Ese hombre quiere ser alcalde de Manlleu? Yo, si fuese xenófobo, para liderar mis ansias racistas municipales no votaría nunca a un hombre tan corto. Con la segunda excusa también hacen el ridículo. Si Anglada fuese coherente con lo que predica, por mucho que hayan contratado los servicios de una empresa, si esa empresa le envía pakistaníes rescinde inmediatamente el contrato. Porque es evidente que alguien hará fotos y eso lo dejará en evidencia. Otra lumbrera.

La carrera de Josep Anglada es impresionante. Con el nombre de José Anglada militó durante años en Fuerza Nueva y fue candidato por el Frente Nacional de Blas Piñar. Luego, como no le quedaba mucho donde asirse, él, que con camisa negra y el brazo levantado soñaba devolver a España al buen camino, se cambió el nombre a Josep y probó a ver si, disimulando y agitando las aguas de la xenofobia comarcal, sacaba el vientre de mal año. Pero le cuesta tanto disimular... Hace apenas ocho años, en el Canal 9 declaró su amor por el águila franquista: “Llevo el águila en el corazón, pero políticamente ahora no me interesa explicarlo”. Pues, si no te interesa explicarlo, no lo expliques, zoquete.

Quim Monzó
article publicat a La Vanguardia (17/05/2011)

potser també t'agradi...

Related Posts with Thumbnails